Pensando en Español recobro…

Pensando en Español

Pensando en Español recobro la vida

"<yoastmarkComo me gusta pensar en mi idioma, el Español. Es increíble como ciertas palabras recobran otro significado.

Es increíble que cuando hablo con el corazón, necesite decirlo en mi lengua materna.

Para mi no es lo mismo decir «I love you», que «Te quiero». Cuando digo «Te quiero», todo mi ser sabe lo que digo, lo entiende y afloran en mi distintas emociones, mi cuerpo experimenta cambios fisiológicos, se afirman mis creencias y actúo en base a ellas.

Es decir: Cuando te digo en mi idioma «Te quiero», mi piel se pone de gallina, mis pupilas se dilatan, me reafirmo en lo que creo, siento y he dicho y es cuando te doy un beso.

Pensando en Español me acuerdo de…

Pensar en Español es acordarme de mis raíces, de mi mar, de mi tierra, de mi gente, del sol, de la playa, del buen comer mediterráneo, de las bromas, del jolgorio y los días y noches interminables.

Es acordarme de todos los españoles los que se comen las letras como los andaluces (me encantan), los que hablan el español con acento catalán, valenciano, vasco o los que lo hablan perfecto como mis amigos de Castilla y León. Es acordarme de todos ellos y sentir que formo parte de una gran tierra que amo en la lejanía pero que nunca olvido.

Por que sí, soy Española y seguiré pensando en español, porqué pensando en español recobro la vida.

4 thoughts on “Pensando en Español recobro…

  • Hola,

    Pensando en español, no sabes mucho del español, y menos de quienes lo hablan «perfecto»(?) y quienes se comen letras.

    Los ‘»norteños» sólo son el 8 por ciento de los 350 millones de hispanohablantes aunque todavía consiguen hacernos creer que «hablamos mal» o que «nos comemos las letras» (si así fuera, en nuestra tierra nadie habría pasado hambre, lo que no es el caso precisamente).

    Menos mal que expertos de lujo, como Alvar, Gonzalo Torrente Ballester, Miguel Ropero o José María Vaz de Soto, han dejado sentado, brillantemente, que hablar en andaluz es tan correcto, desde el punto de vista académico, como hacerlo en la norma septentrional. Escribimos como ellos pero hablamos diferente; eso es todo (José Luis Garrascosa). Y en eso nos parecemos más al inglés: escrbimos diferente de cómo pronunciamos. Y tenemos más vocales que el castellanos, incluyendo «e» abiertas como el francés.

    • Hola David,
      Siento si te has ofendido pero en ningún momento yo he dicho que los andaluces hablen mal, ni ningún español. Al contrario he dicho que amo las peculiaridades de cada uno y los diferentes acentos que enriquecen nuestro idioma. Gracias por tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *